Archivo de la etiqueta: Plenitud

Zazenkai con Rafael Redondo 24 de Noviembre

 

Habitamos un mundo donde las grandes mayorías viven a espaldas no sólo de eso que llamamos Dios, sino también a eso que llamamos espiritualidad. Si bien es cierto que secularmente sólo unas minorías pertenecientes al mundo de pensamiento han abordado el concepto de Dios desde una óptica atea racional, lo también cierto es la constatación factual de una generalizada increencia religiosa. Me centraré en el área de la espiritualidad como vida.

¿Qué supone hoy vivir la espiritualidad, ante la tragedia diaria de un mar Mediterráneo devenido en el cementerio de los pobres? Y pongo el ejemplo de un escenario desolador que, sin embargo, no es ni por asomo el único espacio de dolor y sufrimiento que los Medios se encargan de ocultar.

Estoy hablando de una desafección que significa más, bastante más, que simple rechazo o pereza mental, sino de una consciente o inconsciente vivencia colectiva desgarradora: la ausencia de Dios, eso que en los años sesenta del pasado siglo se llamaba “silencio de  Dios”. La cuestión radical no es otra que la constatación de que un mundo violento, inhumano e injusto hasta las heces, pueda ser obra de un bondadoso Hacedor. Esa lacerante impresencia de Dios, aunque larvada, es la nueva fe, ante la que la impotencia de los inocentes estriba en su lacerante experiencia de no hallar una mano tendida en un mundo que quiso llamarse fraternal, una mano tendida que solo halla el vacío como respuesta; unos ojos desesperados ante una civilización espiritualmente acartonada que ha cambiado el monoteísmo cristiano, judío o musulmán, por el monoteismo pétreo e inamovible –más inamovible que el Ser de Parménides- del Dios Mercado. El nuevo Dachau es el Mediterráneo. Hablo de una atrocidad diaria solamente atemperada –más bien disimulada- por la indolencia programada por los potentes Medios de Comunicación al servicio del Dios Mammón, que maneja los cerebros haciendo que los sujetos devengan en individuos de tal modo alienados que su conciencia lleguen a querer hacer lo que tienen que hacer. Hablo del dios de los desalmados sin alma, el dios  de los infiernos, no de los infiernos del más allá sino del más acá. Seguir leyendo Zazenkai con Rafael Redondo 24 de Noviembre

El sentido de la vida

José Luis es un miembro de la Sangha Ipar Haizea, que ha vivido en la calle; hoy lo hace en un albergue municipal. Su fuente de ingresos se nutre de tocar la flauta por las calles de Bilbao. Sabe lo que es la nada del ser nadie. Y lo proclama en conferencias.

Rafael Redondo

Cuando llega enero, siempre que puedo, planto Alegrías, que germinan, echan raíces, se esfuerzan por llevar su tallo hacia el sol, sacan adelante el máximo posible de capullos, y por último, después de esparcir su semilla, mueren. Para mí estas plantitas guardan una increíble sabiduría. Ellas conocen el sentido de la vida mejor que el más sabio de los humanos y se lo enseñan a todo aquel que las quiera observar…

Si le preguntas, te contestará encantada: el sentido de la vida es vivir y luchar por desarrollar el potencial que la madre naturaleza nos dio. Así de simple, de hermoso, de difícil. ¿Crees que para entender tan incomprensible misterio para la mayoría de los humanos, esto es, que la vida fue creada para vivirla y que por ser Alegría había de esforzarse para ser una flor, tuvo que estudiar o leer a los grandes pensadores del mundo floral? ¿O acaso le preguntó a Dios o a sus representantes en el reino de las plantas y Seguir leyendo El sentido de la vida

Zen

ZEN from Look Zinema on Vimeo.

El ZEN te proporciona el sentido de la nada y la nada esta llena de plenitud