Archivo de la etiqueta: Respirar

Zazenkai 16 de marzo con Rafael Redondo

El vacío de la meditación no se refiere, como pretenden los predicadores de la virtud, a
la renuncia de la belleza del mundo, sino a VACIARSE, a desembarazarse
de la envoltura de la conciencia ordinaria que hemos divinizado, endiosado,
y considerada más inamovible que el sistema solar,
para que, de ese modo, sueltos de las cadenas que nos hemos fabricado,
podamos arribar a la plenitud del mundo, al Ser del Universo, nuestra verdadera Patria.

En el ejercicio de la meditación, cada espiración es un soltar, un
abandonarse, un liberarse de las ataduras del yo falso, y cada
inspiración, un reencuentro con el verdadero Ser, con mi verdadera
naturaleza. Un estar disponible para sembrar fraternidad.
Mediante la práctica del Za-Zen, la meditación nos aboca a
experimentar todo cuanto acabo de decir.
Respirar el Ser
filtrado en la materia…
Sentirlo cómo brota en nuestro pecho.
Respirar el propio aliento,
el que brinda alas
a las cadenas del dolor.
Punto vacío del Dios Madre envolvente
que habita el filo del instante.
Paréntesis del tiempo
en las fronteras del aire,
y surco abierto
en el gran lecho de la Nada.
Ausencia del ego. Presencia del maternal dios
su amorosa Unidad.

za-zen : poema sin poema, sin rima y sin acento,
que horada con su nada lo innombrable,
donde la historia se adelgaza y se deshace
bastante más allá de las orillas del espacio y del tiempo.

Fecha y Hora

16 marzo, sábado, de 9:30h a 13:30h Seguir leyendo Zazenkai 16 de marzo con Rafael Redondo

Respirar

Hoy, una vez más, me “cogió” desprevenido el prodigioso hecho de respirar, y asombrado como un niño comprobé que cuando el imperecedero vaivén del respirar es percibido con la calma de quien no busca provecho ni pone voluntad en lograr ninguna suerte de meta u objetivo, y la atención se centra en el prodigioso sube y baja de la expiración-inspiración, nos hallamos en el umbral de la experiencia del Gran Silencio. Acogedor abrazo del Misterio que culmina con una gran certeza: Alguien me respira.

Es radicalmente importante atender a ese portentoso reclamo que en cada instante nos es dado; pero, sobre todo, saberse detener en él, permanecer en él, para saborear ese Misterio que pugna por desvelar su ocultamiento y hacerse Presencia. La Presencia es Alguien, progresivamente gigante en la misma medida en que, dejando a Seguir leyendo Respirar

Feliz Año Nuevo

Respirar, inspirando y espirando…

Se trata de un proceso de metamorfosis, metanoia, transformación de TODA nuestra persona. Si después de una hora de sentarse en hondo silencio, uno sigue Seguir leyendo Feliz Año Nuevo