Sesión Maestro Eckhart, 10 de Marzo 2017

6886008-sunlight-wallpaper-hd

Eckhart, Johannes, llamado Meister (maestro). Nacido alrededor de 1260 en Hochheim, Turingia (actual Alemania) y fallecido entre 1327/1328 en Avignon, Francia. Otro nombre por el que fue conocido el maestro Eckhart fue: Eckhart von Hochheim.

Filósofo y místico alemán, nacido en Hochheim, cerca de Gotha, en Turingia. Perteneció a la orden de los dominicos (a la que ingresó sobre los 15 años), estudió probablemente con Alberto Magno, en Colonia, y enseñó en París. A mediados de sus treinta años Eckhart fue nombrado vicario de Turingia; antes y después de esta asignación era profesor de teología en el priorato de Saint- Jacques en París. En esa misma ciudad fue donde recibió una maestría (1302) y de ahí su sobrenombre de Meister.

Filósofos de la universalmente destacada Escuela Filosófica  de Kioto,  de la talla de Ueda, Nishida, Watanabe, y, sobre todo Nishitani Keiji, pertenecientes a la brillante generación llamada Filósofos de la Nada, que tanto admiró Heidegger, y todos ellos practicantes de Zen, consideran tanto en sus destacados ensayos, como en sus lecciones y conferencias, la alta estima y consideración que profesan por el Maestro Eckhart en tanto que precursor del Zen occidental.

Hasta hace pocas décadas, hablar entre nosotros del Maestro Eckhart equivalía a asociarlo con la herejía. Fue, sin embargo,  de la mano –mejor decir de la pluma- de Erich Fromm, como algunos pudimos apreciar el indiscutible valor revolucionario de este sabio de referencia universal que hoy “traemos” a Iparhaizea.

Rafa Redondo y Nando Consuegra, hemos tomado el trabajo de  seleccionar parte de los textos de los Tratados y Sermones del Maestro con la finalidad de hacer de ellos, y con ellos, una buena razón para “hacer Za-Zen” práctico bajo la tutela de este maestro extraordinario.

Se alternarán sentada, lectura de texto y comentario. De ese modo, la sangha  Ipar Haizea de Bilbao trata de ser coherente con su objetivo de difundir la práctica del Zen Occidental.

¡Os esperamos!

 Fecha y hora

Seguir leyendo Sesión Maestro Eckhart, 10 de Marzo 2017

…hay un hilo que nos teje…

Hilos de oro se deshacen al amanecer
nos cubren con su manto dorado
se estrechan hasta el infinito durante el día
para juntarse en el atardecer.

Cada uno de los hilos nos une
a quienes nos sentamos
unidxs por la experiencia del silencio.

y hay un hilo que nos teje
es un hilo invisible
imperecedero
que siempre ha estado ahí
cubierto de musgo
y que de vez en cuando se puede ver
a veces bajo la luna
a veces en la oscuridad de las noches más frías
otras en el reflejo del sol en el mar
y siempre en el vacío

GRACIAS a todas las personas que forman parte de Ipar Haizea.

Ane Fernández

 

 

ZAZENKAI: PRÁCTICA DEL HARA, 11 de Febrero 2017

Guiado por Pablo Garmendia

Bambu raices

Abandonamos la meditación a causa del “Makyo”. Es un término zen para referirse a los engaños a que el ego somete al/la practicante, cada vez más sutiles y difíciles de detectar, o bien más agresivos, a medida que se profundiza en la práctica. Dice el maestro Pedro Vidal que todos los engaños se reducen a tres: la duda, la impaciencia y el miedo, y siendo lo que ocurre en la meditación un reflejo de lo que nos ocurre en la vida, estos engaños condicionan constantemente nuestra existencia. Se podría pensar que los antídotos son la certeza, la paciencia y la valentía, pero sería un reduccionismo mental, un nuevo Makyo, puesto que la vida, la verdadera vida, integra el intelecto y lo trasciende por mucho. Por un “mucho” que no cabe ni en el más sofisticado de los razonamientos.

El auténtico antídoto a los engaños es la propia práctica, y la materia prima desde la que es moldeada: la confianza. No hablo de una creencia, sino de lo que Hugo Mujica llamó “una fe sin esperanza”: profundizar en la meditación es un acto de poner a prueba tu capacidad de confiar. Confiar sin poder creer, sin poder ver, sin poder comprender. Confianza como constatación de una Vida que instante a instante se derrama sobre ti en cada respiración. Que, en palabras de Rafa Redondo, te respira. “Hara” es la base en que se sostiene esa confianza y, para verlo, hay que mirar. Después vendrán tus propias palabras, las que nadie te puede dictar.

En esta jornada compartiremos las diferentes formas del Zen que se practican en Iparhaizea: Zazen, Kinhin, meditación en movimiento y el Gyoga Zen de Hakuin. Los ejercicios en movimiento pueden ser realizados sin dificultad, independientemente de la edad y la condición física.

¡Os esperamos!

 

Fecha y hora

sábado 11 de Febrero, de 9:30h. a 13:30h.

Es de suma importancia la puntualidad, por lo que te agradeceremos que acudas a las 9:15h para poder empezar a las 9:30h.

Lugar

Zendo Iparhaizea

Edificio Albéniz, C/ Gordóniz 44, Piso 8º, Departamento 5, 48002 Bilbao.

La puerta de acceso al edificio esta en la entrada del barrio de Rekalde, al terminar el puente, bajando las escaleras. Ver mapa.
Acceso en transporte público:

  • Tren (Renfe Cercanías): Estación de Amézola
  • Autobus (Bilbobus): Líneas 27, 72 y 77
  • Metro Bilbao: Estación de Indautxu, salida C / Doctor Areilza (unos 15 minutos andando)

Donativo para la promoción de la meditación

  • 10 €, Las personas que participan en la sangha según la Opción 1.
  • 20 €, Las personas que participan en la sangha según la Opción 2.
  • Las personas que no puedan asumir este donativo, también pueden venir a meditar y aportar lo que esté en sus posibilidades.

 

Inscripción

Plazas limitadas.

Para inscribirte:

  1. Primero:  Envíanos un correo electrónico con el asunto “Zazenkai-Práctica del Hara”, indicando tu nombre, apellidos y un teléfono de contacto a iparhaizea1@gmail.com, comunicándonos tu intención de apuntarte.
  2. Segundo: Una vez que te hayamos confirmado que hay plaza libre, haz un donativo en el número de cuenta de La Caixa:

CC: 2100 6253 40 0100092959

IBAN: ES02 2100 6253 4001 0009 2959

Cuyo titular es “Asociación para la Meditación Kita Kaze” indicando en el concepto “Hara-Nombre y Apellido del participante”.

Es muy importante  ser conscientes de que al apuntarnos llenamos una plaza, y que de completarse el aforo alguien se quedará fuera. Por eso, te invitamos a actuar con responsabilidad y avisar si, al final, por cualquier motivo, no vas a acudir. Esto le abrirá la posibilidad de apuntarse a otra persona. Muchas gracias.

¡Un abrazo!

 

Meditación Zen en Bilbao