…una red de milagros…

En las afueras
de asociales redes sociales
aguarda otra secreta red que nunca enreda,
ni aísla, ni desune, ni adormece:
la que te une al misterio de los días.
Una red de pupilas,
cuyo mirar persigue
otras extrañas redes de alas a flor del viento,
que remontan fronteras, se anudan en abrazos,
y esos espesos besos, que nutren y sostienen el planeta.
Sí, una red de milagros
que auguran otro modo de mirar y de mirarnos,
un modo nuevo de habitar el mundo, una nueva conciencia…
Y comprobar, al fin, si aún estamos vivos.

Milagros en Red Centro de estudios de Un Curso de Milagros: No Veo ...

Musica:   Varttina –  kyla vuotti  uutta kuuta

https://lyricstranslate.com/en/kylae-vuotti-uutta-kuuta-village-waited-new-moon.html#ixzz31tHPPNeZ

…zazen…

«Antes de entrar al zendo a dar esta enseñanza pasé al baño. El grifo estaba abierto y las luces encendidas. No sé para qué venís a hacer Zazen. El agua y la electricidad son vida del Buda. ¿Qué sentido tiene haber pasado el Kôan Mu, si no podéis ver la vida del Buda en las cosas concretas?. Valorar el agua y utilizarla cuidadosamente, esa es la finalidad del Zazen. Si no podéis hacer eso, es mejor que no hagáis Zazen.»

La imagen puede contener: una persona
Omori Sogen Roshi
(1904-1994    )

 

Musica:  The long road  – Mark Knopler

 

 

…no me hables de «consciencia plena»…

«Por favor, no me hables de `consciencia plena’ o ‘ realidad última’.Quiero ver cómo tratas a tu pareja, tus hijos, tus padres, tu precioso cuerpo.

Por favor, no me sermonees sobre ‘la ilusión del ser separado’ o cómo lograste la felicidad permanente en tan solo 7 días.
Quiero sentir un calor genuino irradiando desde tu corazón.
Quiero escuchar lo bien que tomas la información que no se ajusta a tu filosofía personal.
Quiero ver cómo lidias con gente que no está de acuerdo contigo.

No me digas lo despierto que estás, lo libre que eres del ego.
Quiero conocerte debajo de las palabras.
Quiero saber cómo eres cuando te ocurren problemas.
Si puedes permitir tu dolor y no fingir ser invulnerable.
Si puedes sentir tu ira, y aún así no caer en la violencia.
Si puedes conceder un paso seguro a tu dolor, y aún así no ser su esclavo.

Si puedes sentir tu vergüenza y no vergüenza ajena:
Si puedes arruinar, y admitirlo.
Si puedes decir «lo siento» y realmente en serio.
Si puedes ser totalmente humano en tu gloriosa divinidad.

No me hables de tu espiritualidad, amigo.
Realmente no estoy tan interesado.

Solo quiero conocerte.
Conocer tu precioso corazón.
Conocer al hermoso humano luchando por la luz.

Antes de ‘el espiritual’.
Antes de todas las palabras inteligentes».

– Jeff Foster-

La enseñanza a través de los cuentos zen | Ment i meditació

 

Musica :  Alma Mater – Rodrigo Leao

 

Meditación Bilbao