X JORNADA DE SILENCIO

Antes del BIG BANG ya estábamos allí, éramos silencio.

El Silencio no es ausencia de palabras, el silencio es el brocal, la raíz, el impulso inicial, la palabra primigenia de la que brotan las palabras con las que nos entendemos.

Las palabras sin embargo nos pueden dividir, porque en ellas buscamos significados que definan mejor nuestra forma de pensar y entramos en el mundo de la opinión, que es un mundo diverso.

Sin embargo, permaneciendo en silencio con un lema común, expresamos un pensamiento unánime, que no es pensamiento, sino vivencia. Una aspiración común a toda la humanidad.

Rafael Redondo

 

El 18 de abril, desde las 7 de la mañana hasta las 11 de la noche toda la ciudadanía está invitada a unirse en solitario,en familia, colectivos, colegios o con amistades a participar durante el tiempo que quieran y las veces que quieran en este espacio de comunicación universal.

Desde Iparhaizea nos unimos a esta invitación, allí estaremos a lo largo del día y especialmente en la meditación de las 7.30 de la mañana, que ese día celebraremos en este espacio.

En el espacio habrá sillas, zafus y banquitos. Si quieres puedes acudir con tu banquito o zafu.

El espacio estará abierto desde las 7 de la mañana hasta  las 11 de la noche.

Para Iparhaizea se trata de una celebración que abordamos con mucha ilusión y por ello os animamos también a que lo difundáis para que la jornada sea un éxito y el SILENCIO sea escuchado en todo Bilbao.

Abajo tenéis varios enlaces con más información acerca de la jornada:
Hay un precioso vídeo en el que Rosana Agudo y Rafael Redondo explican esta iniciativa.

ver vídeo

Enlace información a la jornada publicada por la alhondiga

lema jornada

más información

SESION CON EL MAESTRO ECKHART, VIERNES 20 ABRIL

EL MAESTRO ECKHART,

MAESTRO DE LA REALIZACIÓN HUMANA PLENA.

UNA PROPUESTA ESPIRITUAL LAICA, ACTUAL Y UNIVERSAL. 

En nuestro camino de explorar y transitar los territorios que trascienden el nivel racional e individual del ego y que pueden ser calificados como de “Dimensión Absoluta” , “Transpersonales”, “Espirituales”; no carecemos de pautas al respecto, sino que podemos apelar a los grandes místicos del pasado. Ellos vivieron en el pasado, pero no sólo representaban la avanzadilla de su tiempo, sino también del nuestro, incluso podríamos considerarlos como representativos de nuestro futuro.

Por ello, la esiritualidad mística no es tanto un recuerdo nostálgico del pasado, como un vislumbre del futuro.

 

Meister Eckhart representa el misticismo no-dual, que no diferencia entre Dios o la Divinidad y el mundo; también es evidente en tradiciones orientales como el hinduismo o el Zen.

Filósofo y místico alemán, nacido en Hochheim, cerca de Gotha, en Turingia (actual Alemania), alrededor de 1260. Perteneció a la orden de los dominicos (a la que ingresó sobre los 15 años), estudió probablemente con Alberto Magno, en Colonia, y enseñó en París. A mediados de sus treinta años Eckhart fue nombrado vicario de Turingia; antes y después de esta asignación era profesor de teología en el priorato de Saint- Jacques en París. En esa misma ciudad fue donde recibió una maestría (1302) y de ahí su sobrenombre de Meister.

Filósofos de la universalmente destacada Escuela Filosófica  de Kioto,  de la talla de Ueda, Nishida, Watanabe, y, sobre todo Nishitani Keiji, pertenecientes a la brillante generación llamada Filósofos de la Nada, que tanto admiró Heidegger, y todos ellos practicantes de Zen, consideran tanto en sus destacados ensayos, como en sus lecciones y conferencias, la alta estima y consideración que profesan por el Maestro Eckhart en tanto que precursor del Zen occidental.

Hasta hace pocas décadas, hablar entre nosotros del Maestro Eckhart equivalía a asociarlo con la herejía. Fue, sin embargo,  de la mano –mejor decir de la pluma- de Erich Fromm, como algunos pudimos apreciar el indiscutible valor revolucionario de este sabio de referencia universal que hoy “traemos” a Hipar Haizea.

Rafa Redondo y Agate Naberán hemos tomado el trabajo de  seleccionar parte de los textos de los Tratados y Sermones del Maestro con la finalidad de hacer de ellos, y con ellos, una buena razón para “hacer Za-Zen” práctico bajo la tutela de este maestro extraordinario.
Se alternarán sentada, lectura de texto y comentario. De ese modo, la sangha  IparHaizea de Bilbao trata de ser coherente con su objetivo de difundir la práctica del Zen Occidental.

¡Os esperamos!

Fecha y hora
Viernes  20 de Abril, de 18:30h. a 21.00h.

Es de suma importancia la puntualidad, por lo que te agradeceremos que acudas a las 18:15h para poder empezar a las 18:30h.

Lugar

Zendo Iparhaizea

Edificio Albéniz, C/ Gordóniz 44, Piso 8º, Departamento 5, 48002 Bilbao.

La puerta de acceso al edificio esta en la entrada del barrio de Rekalde, al terminar el puente, bajando las escaleras. Ver mapa.
Acceso en transporte público:

  • Tren (Renfe Cercanías): Estación de Amézola
  • Autobus (Bilbobus): Líneas 27, 72 y 77
  • Metro Bilbao: Estación de Indautxu, salida C / Doctor Areilza (unos 15 minutos andando)

Donativo para la promoción de la meditación:

  • Para las personas que participan en la sangha según la Opción 1, no es necesario el donativo.
  • 5 € las personas que participan en la sangha según la Opción 2.
  • Las personas que no puedan asumir este donativo, también pueden venir a meditar y aportar lo que esté en sus posibilidades.

Inscripción

Plazas limitadas.

Para inscribirte:

Envíanos un correo electrónico con el asunto “Maestro Eckhart”, indicando tu nombre, apellidos y un teléfono de contacto a iparhaizea1@gmail.com, comunicándonos tu intención de apuntarte.

El donativo se abonará el mismo día en la sesión.

Es muy importante  ser conscientes de que al apuntarnos llenamos una plaza, y que de completarse el aforo alguien se quedará fuera. Por eso, te invitamos a actuar con responsabilidad y avisar si, al final, por cualquier motivo, no vas a acudir. Esto le abrirá la posibilidad de apuntarse a otra persona. Muchas gracias.

¡Un abrazo¡¡

 

Jesus de Nazareth, hijo del hombre

JESÚS DE NAZARETH En un mundo religioso hecho para los puros, los piadosos observante de la Ley, Jesús pulverizó el asfixiante gueto del pueblo elegido, el de los oficialmente buenos y legales, abriendo el cielo a la tierra de los abandonados, impíos e ilegales; porque empeñó su vida en revelar su verdadera identidad a quienes la había perdido. La Fuerza del amor, si es verdadero amor, no reside en la amistad con los conocidos sino en la solidaridad unificante que incluye a lo extraño y extranjero. Conviene recordarlo ahora, que la solidaridad es un delito. La experiencia de Getsemaní como la del Gólgota dejaron sellado en sangre que todo ser humano es más importante que la Ley. Jesús de Nazareth no era, desde luego, un constitucionalista. Quienes hoy, ajenos a cruces episcopales, siguen la suerte del crucificado, se apartan de la falsa conciencia de las “convicciones indiscutibles” de este mundo alienado y provocan la expansión de la conciencia compasiva con aquellos nuevos Cristos que, bajo la Ley del Silencio ven despreciada su humanidad ahogados en el Mediterráneo, o son devueltos “en caliente” por ministros del Opus Dei. Por sus Obras los conoceréis… A Cristo lo mataron y hoy siguen matándolo los fariseos modernos. La identificación con el crucificado, puede des-cubrir a tantos dioses y diosas cotidianos sin más poderío y dominio, que la compasión hacia sus semejantes y desemejantes, como el bombero vasco que se negó a colaborar con el transporte de armas, con las mujeres, que gritan igualdad y son asesinadas; con Helena Maleno, con Aminatu Aidar, con Marielle Franco, y tantas castigadas por la Ley del desorden establecido. Jesús de Nazareth murió como vivió: rodeado de proscritos. Sin hacer otra cosa que no fuera compadecerlos. Ya exhausto, el Espíritu le dio fuerzas para amar hasta el final: el ladrón, llamado Dimas, que junto a Jesús agonizaba, le pidió “que se acordara de él cuando marchara hacia su reino” (sic). En estado terminal, con el rostro ensangrentado, le faltó tiempo para esforzarse en abrir la boca y responder a su compañero de tortura “hoy mismo estarás conmigo en el Paraíso”. Hoy, hoy mismo, saltando la creencia de atravesar bardos tibetanos y otras condiciones, sin necesidad de que su cadáver reposara los días prescritos para que su espíritu volara en paz. No fue así: el cuerpo de Jesús, junto a los cuerpos de los dos ladrones, fueron movidos rápidamente, estorbaban, como hoy estorban los que mueren en nuestros burocratizados hospitales. Pero Jesús no le preguntó a Dimas por su curriculum, o si era “trigo limpio”, que tanto preocupa al Cardenal Cañizares: le traía al pairo si había sido “trigo limpio”, o si era observante de la ley, o si tenía buen o mal karma, para salvarse de la reencarnación y esas cosas; no: “hoy mismo estarás conmigo en el paraíso”. Respondió, hoy. Hoy, Viernes Santo, la ministra de Defensa Dolores de Cospedal, tan presente en las procesiones, ordenará que la bandera española ondee a media asta. Pero se sigue matando a Cristo en los pobres e inocentes con el negocio de las armas, que este año la ministra incrementará un treinta por ciento y para el siguiente en diez mil millones de euros….. A Jesús de Nazareth, como hace dos mil años, lo siguen matando los mismos, legalmente, muy legalmente. Sin embargo, el camino que este Maestro vivió y transitó, está claramente trazado para nosotros: poner los ojos donde él los puso: en los que estaban fuera de la ley, en los apestados, en los extranjeros, en los que los prejuicios sociales se nos prohíbe mirar: los emigrantes, los desahuciados, las prostitutas, los refugiados que no hallan refugio, los ciegos que están al borde del camino, los mendigos de las aceras. Desde los ojos de esos cristos proscritos diariamente nos mira e interpela Eso que si saber qué es llamamos Dios. RAFAEL REDONDO

Meditación Zen en Bilbao