El esplendor de la nada

El esplendor de la nada

Rafael Redondo Barba

Editorial Desclee de Brouwer, 2010
ISBN 9788433023919

Este libro, tan personal, de Rafael Redondo, intenta introducir el Zen en la vida y los paradigmas del siglo XXI. Podrá servir de ayuda a muchas personas tanto a la hora de transformar su vida como a la hora de contemplarla de otra nueva forma.

“Las palabras no son nuestra meta final, ni siquiera se le parecen, pero construyen el camino de llegada y, una vez llegados, todas ellas se funden en ese silencio feraz del que salieron, el silencio docto y vivo, el no-saber de Sócrates y de los místicos renanos. Rafael Redondo se ha visto obligado a escribir -el lector lo sentirá pronto- movido por una necesidad interna que está mucho más allá de cualquier intención o propósito personales.”

Vicente Gallego, poeta, Premio Nacional de la Crítica 2002.

Rafael Redondo en el programa Forum, de ETB2

Rafael Redondo en el programa de televisión Forum, de ETB2, parte 1 de 2

Rafael Redondo en el programa de televisión Forum, de ETB2, parte 2 de 2

Zen, la experiencia del ser

Zen, la experiencia del ser

Rafael Redondo Barba

Editorial Desclee de Brouwer, 2008
ISBN 9788433022417

La experiencia del Ser está más allá de todos los dogmas, de todos los rituales, de todas las religiones y sagradas escrituras, por muy sagradas que sean. El despertar no es monopolio de filosofía o creencia alguna; el despertar es anterior a budismosy cristianismos. El despertar no es algo que se nos da después de la muerte, sino que es una posibilidad que late en esta vida, aquí, ahora, en este momento,querido lector, en el que estás leyendo esta contraportada.

La experiencia del Ser, por ser universal, no puede colonizarla nadie, ningún maestro, ninguna escuela de meditación: está al alcance de todos, siendo la vivencia más próxima de toda proximidad; efectivamente, el Reino de Dios se halla dentro de uno mismo. Por tanto la verdadera religión es la Vida en todas sus manifestaciones, porque el Espíritu sopla donde quiere, es salvaje…

 

Meditación Zen en Bilbao