Lecturas y reflexiones sobre la Biblia

Estos días de atrás he retomado mi lectura de la Biblia*.  Ése libro lleno de símbolos donde Jesús toca nuestros corazones con su gran Sabiduría y Amor. Animada por el Espíritu que vive en mí, he querido compartir el siguiente texto que fluyó una maravillosa mañana. Así que, ¡ahí va!

Para ti que te encuentras enfrente de la pantalla, para ti, van estas palabras desde el Corazón…

Dice la Biblia que “también en el tiempo presente ha quedado un resto gratuitamente elegido. Y si es por gracia, ya no se debe a las obras, pues de lo contrario la gracia no sería gracia.”

Entiendo con estas palabras que ésta ha sido siempre la “historia” de este mundo de dualidades. Donde antiguamente, en tiempos de Jesús, los hombres se “clasificaban” en pecadores y hombres de Dios, hoy día los “clasificamos” en inconscientes y en despiertos. Pero viene ser lo mismo.

Para que el Hijo de Dios se reconozca a sí mismo como tal, debe vivir primero como no Hijo de Dios (pues, ¿cómo voy a regresar al Padre si no he vivido la ilusión de estar separad@ de Él?) Y cuando despierte a la realidad de Dios, podrá observar cómo otros herman@s viven aún en el sueño. Y podrá comprenderles y, lo más importante, ayudarles. Ayudarles a despertar a la realidad de Dios porque, lo que es para ti también es para tu herman@.

En estas líneas en que la Biblia habla de elegidos, destaca que han sido elegidos por la gracia, y no por sus obras. Lo que quiere decir que nadie es más especial que nadie, ni nadie es más bueno que nadie, y que el despertar es un “golpe” de gracia. Por eso, está al alcance de cualquiera. No debemos olvidar esto cuando miremos a los ojos de la inconsciencia.

¡Despierta! Y ayuda a los demás a formar parte también de los elegidos. Porque no se trata de una guerra entre dos bandos, sino de una evolución de un bando a otro, hasta que el AMOR sea lo único que pueble este planeta. Despierta, abraza a tu herman@ y ayúdale a encontrar el camino, el camino de regreso al Padre.

Y ¿cómo han surgido estos dos bandos, esta división entre los hombres? En ese mismo fragmento de la Biblia se explica, en la respuesta del oráculo divino que dice: “Me he reservado siete mil hombres que no han doblado su rodilla ante Baal.”

Baal fue un falso dios al que algunos rindieron culto. Pero dejando la historia aparte, ¿qué es lo que simboliza la Biblia en estas palabras? Que no rindas culto a aquello que es falso, pues con ello estás negando lo verdadero y lo único que es real. No sirvas al miedo pues éste no existe, no es real, es sólo una ilusión. Entrégate a la Vida, ponte en sus generosas y amorosas Manos, y comienza a servir al verdadero amo. Porque “Nadie puede servir a dos amos. No podéis servir a Dios y al dinero”. O sirves al Amor, o sirves al miedo. Tú decides, pues tienes libre albedrío.

Pero, si me permites, yo te pido con humildad: Despierta a la Verdad, y ayuda a otros a despertar.

GRACIAS.

*(El fragmento aquí comentado es “El resto escogido” (Romanos 11, 4-6). También se ha mencionado Mateo 6, 24).

Beatriz González

“Querida Beatriz, desde esa profundidad, y mientras “te” iba leyendo, me acuciaba el deseo de PROPONERTE que lo publicaras,¡claro que sí!

Todo lo que asciende se hace uno, y la sangha, ya tan tuya,te lo va a agradecer, yo el primero, querida amiga. Gracias por tu regalo.”

Rafael Redondo

Luz en el bosque

Deja un comentario