Fragmentos de amor

La paz mundial es algo personal, por Neale Donald Walsch

Hola amigos,

Este texto lo he sacado de una trilogía que tengo hace muchos años: “Conversaciones con Dios” de Neale Donald Walsch, y os lo mando porque lo comparto totalmente.

Mª Carmen Bolumburu

Si derivas tu felicidad en la vida de experiencias que sólo se obtienen en el mundo exterior -el mundo físico fuera de ti mismo- nunca querrás renunciar a una onza de lo que acumulaste, como persona o como nación, para hacerte feliz.

Y mientras aquellos que “no tienen” vean su infelicidad vinculada con la carencia de cosas materiales, ellos también quedarán atrapados en el engaño. Constantemente querrán lo que tu conseguiste, y tu te negarás constantemente en compartirlo.

Hay una forma para eliminar las guerras y toda experiencia de desorden y falta de paz y comprensión hacia los demás. Es una solución espiritual.

A la larga, cada problema geopolítico, al igual que cada problema personal, se reduce a un problema espiritual.

Todo lo que concierne a la vida espiritual, y por lo tanto, todos los problemas de la vida tienen una base espiritual, y se solucionan espiritualmente.

Todo conflicto surge de un deseo fuera de lugar.

La única paz que se sostiene en todo el mundo es la Paz Interna.

Este sencillo cambio, la búsqueda y el encuentro de la paz interior, si todos lo emprendiéramos, podría terminar con las guerras, eliminar los conflictos, impedir la injusticia y llevar al mundo a una paz perdurable.

Ninguna otra formula es necesaria o posible.

¡La paz mundial es algo personal!

Lo que se requiere no es un cambio de circunstancias sino un cambio de conciencia.

Integrar la espiritualidad y la acción social, tanto en la vida personal como en las familias, en las organizaciones y comunidades, en las localidades y en las naciones, constituye el camino mas seguro por el que podemos avanzar.

La plena realización de la sociedad humana la habremos alcanzado cuando hayamos construido una sociedad solidaria, una Civilización de Amor.

Aunque esta sociedad no podremos realizarla en plenitud, podemos avanzar hacia ella mediante opciones y acciones consecuentes.

Deja un comentario