Archivo de la etiqueta: Cuerpo

Taller de giro derviche en Bilbao

0001

Zazenkai: Práctica del Hara

Práctica del enraizamiento en el Hara

con Unai León

Me gusta ver el vaho de mi aliento,
las ondas del río,
los hilos de seda que se cruzan entre los árboles,
las horquillas donde descansa la vid.
Me gusta oír los ecos,
los zumbidos,
los murmullos de la selva.
Me gusta sentir el empuje amoroso de las raíces
a través de la tierra,
el latido de mi corazón,
la sangre que inunda mis pulmones,
el aire puro que los orea
en inspiraciones y espiraciones amplias.
Me gusta olfatear las hojas verdes
y las hojas secas,
las rocas negruzcas de la playa
y el heno que se apila en los pajares.
Me gusta oír el escándalo de mi voz, forjando palabras
que se pierden en los remolinos del viento.

Walt Whitman

Os invitamos a este Zazenkai, en el que compartiremos la práctica del enraizamiento en el Hara, complementando la práctica del Zazen con ejercicios corporales del zen antiguo (la tradición Chan) y el yoga, asequibles para todxs.

Fecha y hora

13.Feb.2016, sábado, de 9:30 a 13:30

Es de suma importancia la puntualidad, por lo que te agradeceremos que acudas a las 9:15h para poder empezar a las 9:30h.

Lugar

Zendo Iparhaizea
Edificio Albéniz, C/ Gordóniz 44 Piso 8º, Departamento 5. 48002 Bilbao.

La puerta de acceso al Seguir leyendo Zazenkai: Práctica del Hara

Za-Zen, Unidad Espíritu y Cuerpo

El cuerpo. Temblor que permanece tras toda impermanencia, fuera de diques y puntos cardinales.

Escucha el estampido de la Vida en tus tejidos, en tu aliento. Tú, manifestación de lo invisible, receptáculo que late en tu latido. Eres más que tu cuerpo: eres flujo de vida que te impele hacia su manifestación.

Contempla la espiración en la que te diluyes. Una y otra vez; una y otra vez… asombro de tu niño interior. Y tras él, indemne y fresca, la inspiración, como secreta dádiva que emerge en la forma de tu forma. Tu cuerpo transpirado y trascendido como un cuenco transparente a lo inasible.

Se trata de ver el propio espejo en las células vacías que reflejan la Vida que alienta el corazón de la Materia. En el cuerpo-materia nos es dado en cada instante la posibilidad del tacto y el con-tacto con la palabra insonora del primer impulso creador. Impulso in-vocador de la energía primigenia. Arranque con-vocador de las palabras y los modos, nuestras respuestas, tan pródigas en formas, las impulsadas por el aliento germinal que sólo el Gran Silencio sabe con-tener y re-tener. Hasta que ELLO opta por mostrarse.

Cuerpo impermanente, carnal poema que pudo no acceder a la existencia, pero que, en forma de gracia y don, optó por revestirse en nuestros huesos. Materia-cuerpo, ofreciéndose en Seguir leyendo Za-Zen, Unidad Espíritu y Cuerpo