Archivo de la etiqueta: Poesía

Presentación de los libros “PARA CAER EN SÍ” y “SER EL CANTO”

Por su autor, Vicente Gallego, acompañado de Rafael Redondo

Lugar

Escuela Universitaria de Empresariales. Salón de grados

C/ Elcano 21, Bilbao

Fecha y hora

20.Mayo.2016 19:15h 19:00h

Organiza

Sangha Ipar Haizea

Para caer en si

Este nuevo libro de Vicente Gallego es un homenaje a la memoria de su maestro de vida Nisargadatta Maharaj. Bajo la forma de un diálogo entre amigos, se ahonda en la naturaleza original de la realidad. Con un estilo coloquial, desenfadado y vigoroso, el autor va tratando de mostrar la trampa implícita en toda pregunta acerca de lo único y recrea las inquietudes del buscador de la verdad; procurando orientarlo hacia el simple y definitivo desvelamiento de lo falso.

Ser el Canto

El acto terminará con la lectura  de algunos poemas de su último libro de poemas Ser el Canto, que ha recibido recientemente el  Premio generación del 27. Los cincuenta cantos de este nuevo libro vienen a ser Seguir leyendo Presentación de los libros “PARA CAER EN SÍ” y “SER EL CANTO”

VER: Presentación del libro de poemas de Rafael Redondo

Lugar

Escuela Universitaria de Empresariales. Salón de grados

C/ Elcano 21, Bilbao

Fecha y hora

6.Mayo.2016 19:00h

Estará acompañado por Alicia Martínez y la Sangha Ipar Haizea

Ver Poemas

José, compañero

(Dedicado al poeta Marcos Ana y a mi amiga la poeta Lou(rdes) Barrera)

“Dios –dijo Saramago- es el silencio del universo, y el ser humano, el grito que da sentido a ese silencio”. Una definición- según el teólogo Juan José Tamayo- más propia de un místico que de un ateo. Se trata de una de las más bellas definiciones de Dios.

Mi amiga Lou, emocionada, me trae al recuerdo las palabras que Saramago, con quien ella tuvo relación, dedicó al gran poeta Marcos Ana:

“Es la solidaridad convertida en instinto, la dignidad como la pura esencia de la libertad en su sentido más profundo, la posibilidad real de acceder a la esfera de lo verdaderamente humano..” Como tú, José. Como Rafa, mi amigo.

Le recuerdo –añade Lou- en el paraninfo de Deusto: ” Espero –dijo el Nóbel- ser merecedor de la atención que me prestáis…”.

Miraba noble, -añade Lou- emanaba verdad. No creía en Dios y lo reflejaba. Al igual que Neruda “venía triste de ver un mundo que no cambia”. Toda su obra humana y literaria fue un ansia de Seguir leyendo José, compañero