Archivo de la categoría: Poesía

Poesía es lo más cercano a la no palabra del misterio del Ser, el encuentro de dos silencios: el que no tiene forma, y el de quien se abre a la escucha. Dios, dijo el maestro Saramago, es el silencio del universo y el ser humano, el grito que da sentido a ese silencio.

José, compañero

(Dedicado al poeta Marcos Ana y a mi amiga la poeta Lou(rdes) Barrera)

“Dios –dijo Saramago- es el silencio del universo, y el ser humano, el grito que da sentido a ese silencio”. Una definición- según el teólogo Juan José Tamayo- más propia de un místico que de un ateo. Se trata de una de las más bellas definiciones de Dios.

Mi amiga Lou, emocionada, me trae al recuerdo las palabras que Saramago, con quien ella tuvo relación, dedicó al gran poeta Marcos Ana:

“Es la solidaridad convertida en instinto, la dignidad como la pura esencia de la libertad en su sentido más profundo, la posibilidad real de acceder a la esfera de lo verdaderamente humano..” Como tú, José. Como Rafa, mi amigo.

Le recuerdo –añade Lou- en el paraninfo de Deusto: ” Espero –dijo el Nóbel- ser merecedor de la atención que me prestáis…”.

Miraba noble, -añade Lou- emanaba verdad. No creía en Dios y lo reflejaba. Al igual que Neruda “venía triste de ver un mundo que no cambia”. Toda su obra humana y literaria fue un ansia de Seguir leyendo José, compañero

Ahora que no estás

Otra galaxia habita en tu universo distraído.
Hay otro océano vacío de oleajes y mareas.
Hay otra Nueva Tierra, que en tus células extintas
se acoge y se despliega en cada instante.

Hay noches fulgentes de amor y primavera aun no nacidas
sonando en los sonetos que rozan hoy tu cuerpo;
una silente música de eróticas Seguir leyendo Ahora que no estás

Soltarse

Descolgarse de cualquier aferramiento que sirva de lastre a las demandas del Ser; decidido, incluso a borrar del mapa memoria de mí; a des-bautizar, mi propio nombre, para, de ese modo ausente de mí mismo, estar plenamente presente en el Todo, abierto y disponible.

De qué manera, observa, resbala la balada de la luna sobre los cantos húmedos del río, sin aferrarse apenas a la bruma envolvente del remanso, a esas sombras que habitan lo aparente.

Todo va sucediendo en su fluir, todo deja de ser para sí cuando Seguir leyendo Soltarse