Archivo de la categoría: Sin categoría

Que el sonido de esta campana…

‘Que el sonido de esta campana
penetre profundamente en el cosmos.
Que incluso en los rincones más oscuros,
las criaturas vivientes sean capaces de escucharla con claridad,
de manera que todo sufrimiento en ellos cese,
la comprensión llegue a sus corazones
y trasciendan el camino del sufrimiento y la muerte.
La puerta universal del Dharma ya está abierta,
el sonido de la marea elevándose se escucha con claridad.
El milagro sucede,
un hermoso niño aparece en el corazón de una flor de loto.
Una sola gota de esta agua de compasión,
es suficiente para devolver la primavera a nuestras montañas y ríos.
Escuchando la campana,
siento las aflicciones, dentro de mí, comenzar a disolverse,
mi mente se calma, mi cuerpo se relaja;
una sonrisa nace en mis labios.
Siguiendo el sonido de la campana,
mi respiración me trae de vuelta
a la segura isla de la plena atención consciente.
En los jardines de mi corazón,
las flores de paz florecen bellamente.’

Thich Nhat Hanh

«Cuando muera, no quiero que construyan una estupa
y pongan mis cenizas dentro de ella.
No me gustaría. Es un desperdicio de tierra.
Pero si insisten en construir una estupa,
les dejo una linea para inscribir sobre ella:
‘No hay nada aquí dentro’.
Y si continúan insistiendo,
les dejo otra línea más:
‘Tampoco hay nada afuera»

 

Thich Nhat Hanh ❤️❤️❤️

🙏🏻

 

Extracto del libro: «El arte de cuidar a tu niño interior».  Autor: Thich Nhat Hanh

«Todo el mundo necesita una cierta cantidad de sufrimiento para crecer, para comprender y cultivar la compasión, la alegría y la felicidad. La alegría y la felicidad sólo pueden ser reconocidas contra el trasfondo del sufrimiento.

Si no hubiéramos sufrido por la guerra, no seríamos capaces de apreciar la paz. Si nunca hubiéramos pasado hambre, no podríamos apreciar plenamente el pan que tenemos. Es maravilloso tener algo que comer. Ese tipo de felicidad sólo es posible cuando sabemos lo que es el hambre.

En la vida de todos hay momentos peligrosos. Cuando pensamos en ellos, disfrutamos más plenamente de la seguridad del presente. Gracias al sufrimiento tenemos la oportunidad de aprender a comprender y tener compasión. Sintiendo y comprendiendo el sufrimiento puede surgir la compasión.

No querría enviar a mis amigos o a mis hijos a un lugar en el que no existiera el sufrimiento, porque en ese sitio no tendrían la posibilidad de aprender a cultivar la comprensión y la compasión. Buda decía, que si no hemos sufrido, no hay forma de aprender. (…) Es a través del sufrimiento como podemos ver la senda de la iluminación, la compasión y el amor. Es examinando en profundidad la naturaleza de nuestra pena, nuestro dolor y nuestro sufrimiento, como podemos descubrir la salida. Si desconocemos qué es el sufrimiento, no tendremos ninguna posibilidad de alcanzar la paz, el amor. Es precisamente por haber sufrido, por lo que ahora tenemos la oportunidad de reconocer el camino que conduce a la liberación, al amor y a la compresión.

La tendencia a escapar del sufrimiento está en todos los seres humanos. Pensamos que buscando el placer, evitaremos el sufrimiento, pero esto no funciona, sino que atrofia el crecimiento y la felicidad. No es posible tener felicidad sin comprensión, compasión y amor. Y el amor no es posible si no comprendemos nuestro sufrimiento y el de los demás. Conectar con el sufrimiento nos ayudará a cultivar la compasión y el amor. Sin comprensión ni amor no podemos ser felices ni podemos hacer felices a los demás. Todos tenemos semillas de compasión, perdón, alegría y «no miedo» en nosotros. Si tratamos constantemente de evitar el sufrimiento, no conseguiremos que esas semillas germinen.

En Plum Village, donde vivo, tenemos un estanque de lotos. Sabemos que el loto no pùede crecer sin lodo. Se necesita lodo para que exista el loto. No podemos plantar un loto en el mármol. El barro desempeña un papel crucial para que  salga el loto. El sufrimiento desempeña un papel crucial para que surjan la comprensión y la compasión.

Tenemos que abrazar nuestro sufrimiento y examinarlo a fondo; podemos aprender mucho de él (…) La atención plena nos ayuda a estar realmente ahí con el fin de reconocer y abrazar el sufrimiento en vez de escapar de él.»

Thich Nhat Hanh

 

Zazenkai 29 de Enero de 2022

Zazenkai

Atreverse a soltarse uno mismo de sí mismo arrancando de las alas del espíritu, el
plomo de la irrespirable costumbre, el lastre de la pereza más suicida: la pereza de
ser.
Palpar la vida en este ahora.
Dejar de estar agazapado en la aburrida orilla de lo viejos hábitos para abrazar, en
salto mortal, la luz de otras riberas.
Palpar la vida en este ahora.
Tener la osadía de concebirse de nuevo a cada instante lanzando al viento la
carcomida hojarasca de mi pequeño yo.
Za-Zen es  desprenderse, para  dejarse engendrar de nuevo,
sentirse renacer. En este ahora, ahora, ahora….
Rafael Redondo

Fecha y Hora
29 Enero, sábado, de 9:30h a 13:30h

Lugar
zendo Iparhaizea
Edificio Albéniz, C / Gordóniz 44, Piso 8º, Departamento 5, 48002 Bilbao.
La puerta de acceso al edificio esta en la entrada del barrio de Rekalde, al
Terminar el puente, bajando Las Escaleras. Ver mapa.
Acceso en Transporte público:
 Tren (Renfe Cercanías): Estación de Amézola
 Autobus (Bilbobus): Líneas 27, 72 y 77
 Metro Bilbao: Estación de Indautxu, salida C / Doctor Areilza (UNOS
15 Minutos Andando)

Donativo para la Promoción de la Meditación

 10 €, Las Personas Que participan en la sangha SEGÚN la Opción 1 .
 20 €, Las Personas Que participan en la sangha SEGÚN la Opción 2 .
 Las Personas Que no puedan Asumir Este donativo, también pueden
venir a meditar y Aportar Lo Que Esté En sus Posibilidades.

Inscripción
-Es necesario ser practicante de meditación. .
-Para inscribirte:
1. Primero : Envíanos ONU Correo electrónico con el
asunto “Zazenkai” , indicando tu nombre, apellidos y Un Teléfono
de contacto una iparhaizea1@gmail.com , Comunicándonos tu
Intención de apuntarte.
2. Segundo : Una vez que te hayamos Confirmado Que Hay plaza libre,
Realiza tu donativo en El Número de Cuenta de La Caixa:

CC: 2100 6253 4001 0009 2959
IBAN: ES02 2100 6253 4001 0009 2959
Cuyo titular es “Asociación para la Meditación Kita Kaze” indicando en
el Concepto “Zazenkai-Nombre y Apellido del participante” .
Es muy importante ser conscientes de que al apuntarnos ocupamos una plaza,
y que de completarse el aforo alguien puede quedarse fuera. Por eso, te invitamos
actuar con responsabilidad y avisar si al final, por cualquier motivo no vas a acudir,
para que si hay alguna persona en lista de espera pueda ocupar esa plaza.
¡Un abrazo!

«…Y habiendo amado a sus amigos, los amó hasta el extremo.»

«…Y habiendo amado a sus amigos, los amó
hasta el extremo.»
Eligió la fragilidad silenciosa de un niño desnudo poniéndola al resguardo de una mujer. Su palacio, un pesebre. Nació y murió desnudo. Fue la elección de un Hombre Libre…
Desde el pedestal de la más radical pobreza, afirmó “creedme, yo he vencido al mundo”. Su credencial como maestro no se fundamentó en el certificado o reconocimiento escrito de un gurú o alguien parecido, sino que su sostén fue la potente experiencia amorosa de un ser materno al que llamó Padre. Ni cimentó su fortaleza en institución o cargo externo alguno, sino en el Fondo Amoroso de esa Fuente de Vida, femenino manantial que le nutría en cada instante. Tal era su desnuda credencial: facilitar a los demás esa misma posibilidad liberadora de acceso a la Gran Fuente que él mismo había descubierto. “No os dejéis llamar maestros ni rabinos”, solo ese maternal Padre lo es.
Jesús, escuchaba atento, y esa escucha atenta fue y sigue siendo la respuesta de unos seguidores a los que dejó solos para que en su soledad despertaran por ellos mismos al susurro que mana del Espíritu de Vida que en todo ser creado habita SIN DISTINCIÓN DE CREDO O RELIGIÓN. Su único mandamiento era el Amor, el que hace al ser humano Hijo e Hija de eso que llamamos Dios.
«Ama et fac quod vis, ama y haz lo que quieras. El verdadero amor lleva a la total libertad; es independiente del superego de la mos,-moris o costumbre. «Inmoral», por tanto, la auténtica libertad es indigesta al poderoso, a la casta sacerdotal, al fariseo. Jesús fue demasiado lejos: fue torturado y crucificado por el Amo Emperador. Y en nombre de Dios y de la Ley, la Ley. La Ley como Absoluto, ajena a la ley del amor. Le mataron las gentes de bien, los buenos, como sigue ocurriendo aquí y ahora con los cristos diariamente crucificados por los bienpensantes depredadores.
Aconsejó a sus discípulos que no se dejaran llamar maestros o rabinos; el enorme atractivo de su personalidad no desprendía poder sino, como dice mi amigo Melloni, » autoritas», autoridad, que viene de la palabra latina «augere»,
que significa “hacer crecer”.
Jesús de Nazareth no fue un fracasado: solamente se sienten fracasados quienes persiguen el éxito. Por esa razón su mensaje es, mejor que nadie, comprendido por los pequeños, que, vaciados de egocentrismo, ceden su lugar y facilitan que lo Innombrable se revele en toda la Tierra.

 

R.R.

 

 

Múisca: J.S. Bach – The Violin Concertos