VIVENCIAS DEL RETIRO EN BERRIZ

Testimonio  E. :

Escribo a continuación unas líneas sobre mi vivencia del retiro de este fin de semana en Berriz:

 

Me he lanzado a una nueva experiencia meditativa sin expectativas, adentrándome en el silencio con la certeza ( y cierto miedo) de encontrarme de frente conmigo misma. He sentido una gran sensación de unidad y comunidad que creo la comunicación silenciosa ha generado entre nosotro/as. He encontrado un refugio, un lugar en el que nada del “mundo exterior” me podía afectar ni lastimar. He encontrado paz en la quietud del silencio a pesar de que los pensamientos han seguido aflorando, pero si…he hallado quietud y paz en todo ello, ese es el poso que me ha sido regalado. Me he sentido parte de una gran familia que persigue un objetivo común, aun sin haber intercambiado palabras, con el estar, sentir y compartir ha bastado. Sentir y vivir la llegada del otoño en un entorno privilegiado me han permitido dar un paso atrás para valorar mi vida, un paso atrás sólo para coger carrerilla y seguir caminando hacia adelante en la búsqueda de mi camino y la tan ansiada paz interior. GRACIAS

E.

Testimonio  J.:

Quiero subrayar y ahondar en varias palabras que se dijeron en el mondo, la ternura y la comunidad.

La ternura como el vestido que se pone el cuidado de unos a otros, como el deseo de esa compañía en la noche oscura, o como la donación gratuita en el compartir esa visión de lo visto-lo que somos. Esa ternura que nos hace entrar, ntrar…..caer,caer…., y rendirnos con la fe profunda que somos redimidos.

Esa ternura es de Todos, o mejor, como no le gusta que la posean, entre todos le hemos abierto la puerta. Pensamos que todos la hemos percibido, todos la hemos donado, todas la hemos recibido. Y esto nos lleva a otro concepto, la comunidad, la frita.
Ha estado ahí, presente, la vamos construyendo.Este es quizás  el gran anhelo jamás realizado, materializado. La gran utopía que Jesús nos dejo con su “amaros los unos a los otros como yo os he amado”.

Quizás no estaría mal tomar conciencia que algo de eso se ha dado, que lo hemos hecho, al mismo tiempo que reconocemos las dificultades que esto requiere. Va a requerir mucha humildad, saber que todos somos lo mismo todos, y mucha sanción.
Rafa un día nos dejará, estar presente en Para…, en espíritu, quizás con má

s fuerzas que ahora.
Nos necesitamos, necesitamos cuidar ese espíritu, sigamos el camino del desprendimiento.
Un abrazo a todos….

J.

Deja un comentario