Archivo de la etiqueta: Meditación dinámica

Zazenkai – Práctica del Hara

Jornada de meditación y práctica del Hara en Bilbao

con Unai León y Pablo Garmendia

“Hara, Hara”, exclama [en Japón] el padre al hijo que está a punto de fracasar en una tarea emprendida, o cuando palidece de dolor, o si la excitación le hace perder el control de sí mismo. Sería un error identificar esta exhortación con nuestro “domínate”. Se trata de algo diferente, cuyo efecto es asimismo diferente. Gracias al Hara se permanece en equilibrio, tanto cuando conviene actuar, como cuando hay que admitir la vida. […] Aquella persona que ha llegado a ser dueña de su Hara, puede mantener la calma en cualquier circunstancia, incluso frente a la muerte. […] Quien dispone de Hara ve el mundo con otra perspectiva. Lo acepta como es, y aunque este mundo sea distinto de lo que desearía que fuese, siente siempre una armonía misteriosa con él. Todo sufrimiento indica que la persona se ha separado de la Gran Unidad y da testimonio , por tanto, de la realidad de dicha unidad. Pero esto, el común de los mortales no lo ve. Sólo cuando la voluntad, el sentimiento y el entendimiento se han enraizado en el Hara, el ser humano no se opone a lo que Es, sino que, por el contrario, queda al servicio del Camino, en el que halla todo cuanto existe. Descubrir este Camino, reconocerlo sin dejarlo ya nunca, es el fin último de todos los esfuerzos que se realicen para vivir en el Hara.

K. G. Dürkheim

Os invitamos a este Zazenkai, en el que compartiremos la práctica de afianzarnos en nuestras más íntimas y verdaderas raíces. Lo haremos a través de la meditación Zen sentada y de ejercicios corporales de la tradición Zen y el Yoga, asequibles para todxs.

Fecha y hora

12/12/2015, sábado, de 9:30 a 13:30

Es de suma importancia la puntualidad, por lo que te agradeceremos que acudas a las 9:15 para poder empezar a las 9:30.

Lugar

Zendo Iparhaizea
Edificio Albéniz C/ Gordóniz, 44 Piso 8º Departamento 5 48002 Bilbao

La puerta de acceso al edificio está en  Seguir leyendo Zazenkai – Práctica del Hara

El idioma de las mariposas

Jornada de meditación y enraizamiento a través de zazen, zen en movimiento y yoga

con Nuria M. Brunet y Pablo Garmendia

Un hombre descansa en lo alto de la montaña.

No se mueve en absoluto, nunca.

Otro, vive en la ciudad.

Se mueve cada día,

en total libertad.

Kôan Zen

No es posible la comprensión racional del zen, ni tampoco del yoga que, haciendo honor a su nombre, trasciende la simple actividad de posturas y respiraciones, para ponernos a las puertas de la Totalidad.

Cualquier intento de explicarlos choca una y otra vez con las limitaciones del lenguaje, las mismas con las que se encuentra el pensamiento. El callejón sin salida de querer hablar de la no-separación con un lenguaje que se sustenta en la diferencia entre sujeto y predicado. De ahí que no podamos resolver el kôan desde el razonamiento. Sólo la práctica, si la abordamos con total dedicación, nos podrá mostrar que ambos hombres (mujeres) son la misma persona.

La práctica no se comprende, se hace, y podemos comenzar por el principio, recuperando la conciencia de la tierra, de las raíces que nos nutren y nos sostienen. La práctica verdadera no es ninguna broma, no es un entretenimiento de moda, ni una forma de relajarse para narcotizar lo que desde dentro pulsa por salir. No admite que sigamos haciendo lo de siempre. O mejor dicho, que sigamos haciéndolo como siempre. O nos transforma, o se convierte en la peor de las patrañas. La práctica verdadera, como la Vida, es exigente, y necesitamos raíces profundas para sostenernos cuando arrecia el viento. Raíces para Seguir leyendo El idioma de las mariposas

Raíces para una vida

Jornada de meditación y enraizamiento para la vida cotidiana a través de zazen, zen dinámico y yoga

con Nuria M. Brunet, Unai León y Pablo Garmendia

“El hombre de la ermita sale hacia el exterior, las condiciones de la tranquilidad deben ser observadas en un lugar ruidoso, la verdadera persona que busca la Vía no permanece siempre más allá de las nubes, si somos mushin (espíritu vacío), cada lugar es una montaña.”

Kobo Daishi

“Escrito por azar en la montaña”

Inicialmente, buscamos en la meditación un lugar en el que descansar de las vicisitudes diarias. Según se avanza en la práctica, puede parecer que se genera una dicotomía entre lo que vivimos en el zendo y los requerimientos de la vida cotidiana. No es raro volver de un retiro de meditación, rebosando dicha y serenidad, para seguidamente tener un estallido de ira, o sensaciones de tristeza, agitación, etc. Puede que veamos sentido a lo que ocurre sobre el cojín, pero nos parezca falso y artificial lo que ocurre de puertas afuera. El gran reto del practicante es llevar la práctica a su cotidianeidad, descubrir que lo que somos se manifiesta en todas y cada una de nuestras actividades. Que la Gran Verdad se manifiesta en cada una de nuestras dudas, la Gran Fuerza, en cada uno de nuestros fallos y debilidades, y la grandeza del Infinito, en cada uno de nuestros pequeños actos.

Para ello, como en toda actividad creativa y constructiva, debemos prestar atención a los cimientos, y no sólo en el zendo, también en cada una de nuestras actividades. Fortalecer nuestras raíces nos va dando la confianza básica necesaria para seguir en el camino e ir descubriendo nuestra verdadera naturaleza. Quizás suene un tanto extraño, pero en Seguir leyendo Raíces para una vida