Archivo de la etiqueta: Esencia

Zazenkai 26 de Mayo con Rafael Redondo

     

EL CORAZÓN DE LA PALABRA “ZEN”  
Un monje, y próximo sucesor de su maestro, preguntó a éste en el lecho de muerte:

-”Maestro, existe alguna enseñanza más que yo deba aprender de ti?”-

-“No, respondió el maestro- me hallo plenamente satisfecho; sin embargo hay algo en ti que me preocupa bastante”.

 -“¿A qué te refieres, Maestro? Dímelo por favor, para que de ese modo pueda yo corregirme”.

 -“¿Sabes qué es lo que me preocupa de ti –dijo el maestro-: me preocupa que sigas apestando a Zen-“

 

La esencia del Zen no tiene nombre, sobrepasa el mismo Zen, incluido su nombre. Cuando alguien ha experimentado lo innombrable no puede adherirse a nada ni a nadie, porque nada y nadie –ni siquiera el desprenderse total , o el Vacío- pueden dar cuenta de ESO. Adherirse a las creencias y adherirse al Vacío, en tanto que adherencia, supone el mismo mal. La misma Nada, en su plenitud, rehúsa ser venerada como objeto de adhesión. Y no hay palabras para poder explicar lo inexplicable. Será preciso, incluso rehusar al propio Zen. El desapego, cuando lo es, es total, incluido el deseo de perfección, que se queda vacío, y suprimidos tanto el individuo como su situación. Una experiencia de absoluta negación, donde sujeto y objeto se dejan diluir en la hondonada  de la Honda Nada; tal es la más genuina expresión del Zen, que incluye su propia negación. La negación como un no-espacio originario, entendido como manantial de donde brota todo pensamiento y toda palabra, pero a la vez inalcanzable por el pensamiento y la palabra. Un no-espacio que está fuera de toda terminología y expresión. La palabra apenas si tiene que ver con el hecho que define; la palabra sol no es el sol.  Pero las palabras, creadas en el espacio y el tiempo, están asociadas a los sentimientos y afectos espacio-temporales, de ahí que seamos esclavos de las palabras. Tanto si soy católico como si soy budista o ateo, debo liberarme de mis creencias, sustentadas en palabras, para  así  poder mirar la realidad, el hecho, como es, sin palabras. Esa dificultad desaparece cuando practicamos el  silencioso decir del Zen.

A ESO conduce el Zen, a vaciarse del mismo Zen, y ESO, paradójicamente, constituye la esencia del Zen. Y a ESO, que no se sujeta en la palabra, más paradójicamente aún quiero yo,  humildemente transmitirte en este Zazenkai. Por eso, necesariamente he de remitirte al ejercicio de la atención. Al ejercicio de la sentada en silencio, al ejercicio, al ejercicio, al ejercicio; a la atención, a la atención, siempre a la atención.

Y cuando esto escribo, por medio de la palabra escrita, intento enviarte con todo mi amor, con todo mi ser, con toda mi atención, e incluso con todo mi cuerpo, un dardo verbal que se hinque en el punto más neurálgico de la palabra, para intentar el imposible de extraer el zumo del fruto del origen de toda palabra y colocarme contigo en el instante: en el instante que nos vacía, que nos destituye, para así alcanzar el corazón de la semilla de la Vida, tan sólo desvelada en el filo de ese mismo instante.  No escribo para que me leas; escribo para que seas. Mejor sería decirlo con un soneto:

Él es la eternidad de la in-presencia que está fuera del tiempo: el Puro Instante,  terco Ahora, tan próximo y distante de un tiempo que no es tiempo: Densa Ausencia.  

Instante: el Gran Silencio hecho Conciencia, que vibra estando alerta. Y no es bastante llamarlo el Gran Vacío…., o Ser cambiante….., o Nada….,o Gran Despliegue…, o Dios…, o Esencia…

Se asfixia en las palabras,  y revienta las sintaxis; estalla en los poemas…. Quiere ser este instante, brisa incierta, e imprevisible, igual que una tormenta.

Quiere  ser este instante, “Ay,  no temas fundirte con el Todo, estando alerta…”

UN ABRAZO FUERTE, Y QUE EL ZAZENKAI  NOS AYUDE A SER MEJORES PERSONAS

Fecha y hora

26 de mayo, sábado, de 9:30h a 13:30h

Lugar

zendo Iparhaizea

Edificio Albéniz, C / Gordóniz 44, Piso 8º, Departamento 5, 48002 Bilbao.

La puerta de acceso al edificio esta en la entrada del barrio de Rekalde, al Terminar el puente, bajando Las Escaleras. Ver mapa .
Acceso en Transporte público:

  • Tren (Renfe Cercanías): Estación de Amézola
  • Autobus (Bilbobus): Líneas 27, 72 y 77
  • Metro Bilbao: Estación de Indautxu, salida C / Doctor Areilza (UNOS 15 Minutos Andando)

Donativo para la Promoción de la Meditación

  • 10 €, Las Personas Que PARTICIPAN en la sangha SEGÚN la Opción 1 .
  • 20 €, Las Personas Que PARTICIPAN en la sangha SEGÚN la Opción 2 .
  • Las Personas Que no puedan Asumir Este donativo, también pueden venir a meditar y Aportar Lo Que Esté En sus Posibilidades.

Inscripción

-Es necesario ser practicante de meditacion zen.

Plazas Limitadas.

Para inscribirte:

  1. Primero : Envíanos ONU Correo electrónico con el asunto f “Zazenkai” , indicando tu nombre, apellidos y Un Teléfono de contacto una iparhaizea1@gmail.com , Comunicándonos tu Intención de apuntarte.
  2. Segundo : Una vez que te hayamos Confirmado Que Hay plaza libre, Realiza tu donativo en El Número de Cuenta de La Caixa:

CC: 2100 6253 4001 0009 2959

IBAN: ES02 2100 6253 4001 0009 2959

Cuyo titular es “Asociación para la Meditación Kita Kaze” indicando en el Concepto “Zazenkai-Nombre y Apellido del PARTICIPANTE” .

Es Muy importante es Ser conscientes de Que al apuntarnos llenamos Una plaza, Y Que de completarse el aforo alguien se Quedará Fuera. Por eso, te invitamos un ACTUAR con Responsabilidad y avisar si, al final, Motivo por CUALQUIER, no Vas A ACUDIR. ESTO le abrirá la Posibilidad de apuntarse una otra persona. Muchas gracias.

¡Un abrazo!