Todas las entradas de: IparHaizea

LA ÉTICA, por Ángel Fernandez Velasco

Introducción

Siendo una rama de la filosofía, la ética, estudia de manera racional, la moral, el deber, la felicidad, el buen vivir y la virtud. Para ello reflexiona y argumenta, iniciando su pensamiento en la Antigua Grecia hasta nuestros días.

Trata de definir lo que es lo moral, así cómo se puede justificar racionalmente un sistema moral y cómo se ha de aplicar en el individuo y en la sociedad. Trata de ofrecer las razones por las que se debe apostar por un sistema moral en vez de por otro.

Una doctrina ética elabora y valida unas afirmaciones o pensamientos concretos. Una sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que usará términos tales como “bueno”, “malo”, “correcto”, “incorrecto”, “obligatorio”, “permitido”, etc.

Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. Se establecen juicios morales cuando, por ejemplo, se dice: “ese hombre es malo”, “no se debe matar”, etc. En esas declaraciones aparecen términos “malo”, “no se debe”, etc. que implican valoraciones de tipo moral.

1.- ¿Para qué sirve realmente la ética?

Sobre el libro, con este título, de Adela Cortina se afirma que: “si no tomamos nota de lo cara que sale la falta de ética, en dinero y en dolor… el coste de la inmoralidad seguirá siendo imparable. Y, aunque suene a tópico, seguirán pagándolo, sobre todo, los más débiles”.

Siendo un sistema normativo social, igual que el derecho, pero se distingue de aquél en que es voluntario y no coactivo.

Sirve para regir la sociedad, aplicando el conjunto de sus valores. Cuando se habla de ética profesional se refiere a saber respetar las normas que organizan a la sociedad o profesión.

Los valores organizacionales se deben reflejar especialmente en los detalles de lo que hace diariamente la mayoría de los integrantes de la organización, más que en sus enunciados generales.

En una sociedad que sobre-estimula el consumo y la propiedad, los ciudadanos terminamos siendo valorados más por lo que Seguir leyendo LA ÉTICA, por Ángel Fernandez Velasco

Estar en HARA… estar en paz

Hara, la búsqueda del centro

Hara es una palabra japonesa que designa un «estado del ser”, centrado y sereno. Designa al vientre y a lo que allí reside: la conciencia del Ser profundo. Describe también la zona del abdomen comprendida entre la boca del estómago, las últimas costillas, el hueso púbica y la cresta ilíaca. Conocer este punto en el propio cuerpo, permite mantener una actitud relajada, optimista y creativa.

Allí, en el centro, reside también la memoria del cordón umbilical: el recuerdo del momento en que no hacía falta procurarse alimento ni abierto porque todo estaba previsto por la matriz.

Allí donde la madre alimentó al feto hay una memoria celular de un estado pleno y nutritivo. Volver a ese sitio con la imaginación, la conciencia, el tacto y el ejercicio, devuelve seguridad y confianza, permite actuar de una manera “centrada”.

Los chinos llaman a este punto energético “tan-tien” o “centro de conciencia” y lo ubican a unos cuatro dedos por debajo del ombligo, “hacia dentro”. Los hindúes lo llaman “segundo chakra” y lo describen como un vórtice de energía que permite el acceso al goce y la alegría.

En tanto que los orientales conocen la importancia de este centro desde hace miles de años, los occidentales, por el contrario, nos hemos abocado al cultivo de Seguir leyendo Estar en HARA… estar en paz

La paz mundial es algo personal, por Neale Donald Walsch

Hola amigos,

Este texto lo he sacado de una trilogía que tengo hace muchos años: «Conversaciones con Dios» de Neale Donald Walsch, y os lo mando porque lo comparto totalmente.

Mª Carmen Bolumburu

Si derivas tu felicidad en la vida de experiencias que sólo se obtienen en el mundo exterior -el mundo físico fuera de ti mismo- nunca querrás renunciar a una onza de lo que acumulaste, como persona o como nación, para hacerte feliz.

Y mientras aquellos que «no tienen» vean su infelicidad vinculada con la carencia de cosas materiales, ellos también quedarán atrapados en el engaño. Constantemente querrán lo que tu conseguiste, y tu te negarás constantemente en compartirlo.

Hay una forma para eliminar las guerras y toda Seguir leyendo La paz mundial es algo personal, por Neale Donald Walsch